David Arellano que define su cocina como «valiente, atrevida», no se conforma con lo logrado, pues para él, «Hay que tener la actitud de que lo que tú haces lo hacen otras personas, y por eso hay que pelearlo para hacerlo mejor»; y reconoce sin medias tintas que «Me gusta la cocina, los medios, ser cercano con la gente. Me gusta este rollo». 

El nombre de su restaurante ‘Damadá’, hace referencia a su nombre, al de su mujer y al de su hijo.
Show More